El efecto del tabaquismo sobre las enfermedades vasculares

Fumar provoca riesgos potencialmente mortales al provocar diferentes enfermedades como cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares, o al dificultar el tratamiento de estas enfermedades. Especialmente las personas con enfermedades cardíacas o antecedentes familiares de enfermedades cardíacas deben mantenerse alejadas de los entornos donde se fuma y se fuma.

El efecto del tabaquismo sobre las enfermedades vasculares

Los principales problemas que provoca el tabaquismo son que provoca arteriosclerosis y promueve la arteriosclerosis. Así como los productos del tabaco causan arteriosclerosis, la interrupción del flujo sanguíneo y una mayor tendencia a la coagulación se encuentran entre los factores que aceleran el proceso de obstrucción de los vasos.

La relación entre el tabaquismo y las enfermedades cardiovasculares

Los pacientes que fuman tienen un alto riesgo de desarrollar arteriosclerosis y progresión de la arteriosclerosis. La probabilidad de sufrir riesgos mortales, como oclusión vascular repentina, ataque cardíaco y oclusión de la arteria carótida, es mayor en los fumadores. Seguir fumando en pacientes a los que se les ha colocado un bypass o un stent aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la arteriosclerosis.

enfermedad de buerger Es una enfermedad que suele presentarse por obstrucción en las arterias de piernas y brazos e incluso puede provocar la pérdida de una extremidad. La enfermedad de Buerger, que está directamente relacionada con el consumo de productos de tabaco, reduce la calidad de vida de los pacientes y también puede provocar la pérdida de extremidades.

La importancia de dejar de fumar

Se debe dejar de fumar lo más rápida y completamente posible, no reduciéndolo ni paulatinamente. El tabaquismo desempeña un papel importante en la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares; El consumo de productos de tabaco reduce la calidad de vida de las personas.